Resultados encontrados para: 2014 para chancho de madera

Caballo de Madera 2014 nos trae energía

El próximo será el año del Caballo de Madera y nos trae una energía que es puro movimiento, expansión y conquistas. ¿Qué le depara el destino a cada uno de los animalitos de este zoológico tan especial? ¡Descubrilo!

El año del caballo nos llevará hacia otras playas, otros horizontes, otra configuración del mapamundi. La búsqueda del tesoro llegará finalmente en el año del Caballo de Troya. Querido zoo: miren hacia adentro. Nosotros, con la experiencia, los ensayos y errores cometidos, somos los que tenemos el GPS de nuestro futuro.


El caballo de madera nos traerá un aire renovador desde las ideas, costumbres, los hábitos, modales y hasta el cambio de look. Su espíritu generoso, altruista, samaritano y amoroso contagiará a los más Escépticos y descreídos sobre la posibilidad de cambiar situaciones terminales. En forma moderada, paso a paso, sin atropellos ni arrebatos que generen más aislamiento, exclusión y formas de suicidio colectivo.

La energía del año es el movimiento, la expansión, la conquista de nuevas ideas, territorios, empresas; el equino es un buen sponsor, médium de la multidiversidad, de universos paralelos capaces de cambiar sistémicamente el funcionamiento en centros de educación, salud, medioambiente, aportando sus teorías humanistas y prácticas con éxito.

El caballo es nuestro aliado en la cabalgata que estemos dispuestos a realizar. Es necesario ser un buen jinete o amazona, no quedarse quieto, inmóvil, paralizado durante este año: la procesión va por dentro, o sea, hay que pensar más y no actuar impulsivamente como es la naturaleza del equino, enfocar los objetivos, los deseos, sueños y utopías para que se concreten, no desbocarnos.

Cuando sintamos bajos instintos, contar hasta 100, dar un paseíto por la plaza del pueblo o correr una carrera en los caminos de tierra hasta llegar a un establo donde nos espere nuestro gran amor para darnos un terroncito de azúcar.

Siempre siguen vigentes una serie de rubros a tener en cuenta desde el ámbito público, que den a la sociedad mejores posibilidades futuras y un pasar más equilibrado, educación, capacitación profesional, seguridad pública, equilibrio de precios para el consumidor, sectores sanitarios, jubilaciones más acordes a la realidad y muchos otros temas seguirán solicitando atención urgente de quienes están a cargo para continuar mejorando esquemas.

Predicciones signo por signo

Rata. Este año más que ningún otro, es necesario ejercer la “astrología preventiva” ante la inminente llegada de la tropilla sedienta de justicia por mano propia, cambios radicales en la vida de la comunidad y atropello a los Derechos Humanos. Despertará de un largo sueño: el tiempo pasado fue en su vida ensayo y error, y tendrá que hacer cuentas con el gran espíritu para no defraudar a socios, amigos, colaboradores y gente del partido en el que milita. Su fuerza radicará en “aceptar el tiempo y no luchar en contra de la corriente”, desarrollando el wu wei (no acción), y seguir adelante integrando el día a día con los instrumentos de aprendizaje que coleccionó “ahorita nomás”.

Búfalo. Este año del caballo de madera es para el buey una posibilidad de competir en el mundial, en las olimpíadas, en nuevos desafíos, en nuevas experiencias, viajes, trabajos, concursos que lo hagan sentir que está en buen estado para lograr sus objetivos. La familia fue, es y será el tronco principal de su vida, decisiones y problemas a resolver a corto, largo o mediano plazo. Su estado interno será el de la cocción de su prana en estado de ebullición permanente. Las emociones, los estados inconclusos y fuera de control, la ira, la intolerancia, los arranques de furia y arrebatos deberán cocinarse a fuego lento, haciendo constelaciones familiares y recuperando la capacidad de discernimiento que siempre lo caracterizó como un líder único e irrepetible.

Tigre. Durante este año aprenderán a aceptar los logros, paso a paso, día a día, hora a hora y en cada minuto. Las oportunidades que broten como manantial de montaña serán capturadas de un zarpazo y constituirán el pan de ustedes de cada día, el pasaporte o la visa que les brindará la estabilidad emocional que necesitan para sentirse bien y programar proyectos a corto, mediano y largo plazo. Hay que reconocer que no estamos en épocas para hacer alarde ni sentirse Napoleón, sino para integrarse con mesura, humildad y sentido común al Tao del año equino. Nada se pierde. Todo se transforma.

Conejo. El conejo se dará un baño bautismal, sumergiendo su espíritu para brindar al zoo la pócima de energía necesaria para iniciar la cabalgata propia y ajena. Su imaginación, creatividad y alegría serán un manantial de estímulo para quienes compartan un rato, día, mes o la vida con el conejo, talismán del año del caballo y generador de grandes cambios en la nueva era. Si bien es cierto que tendrá ganas de viajar, de salir de la rutina –algo para lo que no nació–, renovar desde el look hasta el Feng Shui de su casa u oficina que estarán “pipí cucú” en el año de la cabra, comenzará una tarea de capacitación, estudio y asesoramiento en nuevos caminos que su amigo el caballo le abrirá con cariño y generosidad. La pasión lo arrebatará en el momento menos pensado y con una persona que podría generar algún conflicto o disputa entre amigos o con su pareja real o virtual. Omomomom.

Dragón. La energía pasional del equino lo ayudará a resolver con sinceridad su destino. Será buscado para preparar gente en la comunidad de los hombres. Sentirá que es el tiempo propicio para sentar cabeza, elegir un lugar para vivir, construir un hogar y recuperar el entusiasmo y la capacidad de asombro. En la constelación familiar habrá cambios: después de mucho esfuerzo, volverá a recuperar su lugar, rol y misión. En el trabajo habrá sorpresas gratas y no tanto. Una nueva etapa de transformación en la dirección de la empresa, la revitalización de ideas y la percepción lo mantendrán alerta para conducir su profesión, estudios y familia. Desde el cielo habrá mensajes proféticos que le revelarán el rumbo en la Tierra. El año del caballo es propicio para salir del estancamiento, reformular la vida dejando atrás rencores, venganzas, vendettas, y dejar fluir la ley de causa y efecto.

Serpiente. La serpiente saldrá de la madriguera a colonizar nuevos territorios. Será una andariega, una sannyasin, buscará su destino fuera de su ámbito, barrio, pueblo, ciudad o país. Sentirá el llamado de las sirenas como Ulises y soltará a su presa, familia, pareja, para evaporarse en la 5D. Los excesos se pagan caro: tendrá que rendir cuentas en la rueda del Samsara. Después de la crisis de su año sentirá que a nadie le importa mucho hacia dónde gira su existencia. Como Atila, dejó solo caos, fuego, y una guerra con sus súbditos que osaron desobedecerla. Y como sabe que no reencarna nuevamente, intentará dejar net vidas pasadas y la actual, que es la que más consecuencias trae en la ley de causa y efecto.

Caballo. El entusiasmo por ser líder, jefe del año, será el talón de Aquiles que deberá atravesar con sobredosis de flores de Bach, terapias alternativas, Tai Chi, Chi Kung, taekwondo, trekking, yoga, pilates y mucha cabalgata corta y mediana; muy bien preparado si quiere ser Rocinante, el caballo de Don Quijote en sus nuevas conquistas a los molinos de viento. Nuestro caballito es bastante supersticioso y sabe que hay que ejercer tanto la medicina como la astrología preventiva para salir ileso o al menos dignamente parado en sus atractivas patas delanteras y traseras. Y sobre todo… El satori de su año o la iluminación es que asumirá que debe tener un jinete o amazona que lo sepa cabalgar con amor, paciencia y rienda corta. Qué aluvión de imágenes, fotos y películas tendrá nuestro espécimen: armará el collage de sus deseos a solas, intentando “recuperar el pasado” que sabe fue su gran patrimonio afectivo.

Cabra. Al fin la cabrita podrá ser mimada como merece. El caballo aprecia su sensibilidad, talento, refinamiento, caprichos y berrinches y los celebra con alegría, buen humor y apoyo incondicional. La vida los unirá en proyectos en común: trabajo, amor y conocimiento. La cabra sentirá que tiene grandes posibilidades para modificar el rumbo de su vida con la ayuda del gran sponsor artístico, cultural y afectivo, en el año del caballo de Troya. La cabrita estará feliz, con muchos planes en el horizonte, y los podrá concretar paso a paso, si escucha sus voces interiores y no deja que interfieran en su karma. Estará radiante, renovará ideas, pelaje y podrá soñar a largo plazo.

Mono. El mono está exhausto. Fue demasiado lejos; las fuerzas invisibles lo llevaron por nuevas lianas y disfrutó cada fruto, dejando que el aire, el sol, la luna y las estrellas lo enamoraran de nuevas caricias. El mono sabe que su relación con el caballo llegó a un punto de partida; el yoga del desprendimiento, largas cabalgatas siendo jinete del rebelde corcel, doma, fusta, caricias, mimos, viajes, estadías en el corazón del otro cuidando su salud, estabilidad emocional, su errático y desbocado corazón. Largas tardes de pasión, camaradería, negocios, amigos, juegos, seminarios, comidas, caminatas los convirtieron en almas gemelas o navegantes del tiempo. Ambos se abrieron sin medir las consecuencias. Confiaron.

Gallo. El I Ching le aconseja ser veraz, tener muy en claro los objetivos, ser líder en la sociedad y desarrollar planes de mediano a largo plazo. Los cambios inesperados desestabilizan al gallo y le producen enfermedades crónicas. Es recomendable que se sumerja en la medicina preventiva ya: Flores de Bach, yoga, Reiki, talasoterapia, deportes y, sobre todo, que ejerza el Tao del amor y del sexo. Convivirá con nuevos seres de otros países, culturas, razas y se enriquecerá con el intercambio. Añorará otras épocas, otras etapas, en las que podía filosofar sin tener que salir volando a una corrida cambiaria, a un chequeo urgente, a llevar a sus parientes a terapia intensiva, a sus hijos a corsos y bailes, y esperarlos despierto hasta que retornen al gallinero.

Perro. El caballo renovará como un aire Sur sus ideas, voluntad, deseos, planes, y podrá ponerlos en práctica con facilidad. La energía del año será caótica, revolucionaria, ciclotímica y tendrá que adaptarse como un camaleón a lo inesperado. Su manera de encarar la vida –metódica y disciplinadamente– tendrá recompensas en poco tiempo. Aparecerán amigos del pasado, los amores inconclusos que le propondrán matrimonio y algo más… Y sentirá que la vida se tiñe de colores nuevamente después de un tiempo de claroscuros. Estará muy solicitado profesionalmente; su sentido crítico, agudo, mordaz, ácido será escuchado por gente que lo necesita para consolidar empresas, guiar a jóvenes, salir de estados depresivos, comunicar con claridad mensajes y llevar las riendas de la familia, ONG y grupos de trabajo, que tendrán que aprender a trabajar en la comunidad de los hombres. Su corazón latirá apasionado y correspondido.

Chancho. Durante el reinado equino, el chancho se pondrá al servicio del equino y se adaptará a nuevas tareas, laborterapia, servicio de causas nobles e innobles, horas extras para pagar la cuota del automóvil, el terrenito cerca del río Paraná Miní o la obra social con la que cuenta. Aprenderá que su vida depende más de la voluntad, la autoexigencia, un marco donde apoyarse, que de las utopías o los milagros. Estará entusiasmado con el ambiente de cambios sistémicos que trae el Caballo de Troya. Arriesgará nuevos oficios, reciclará una profesión actualizándose, se integrará en la comunidad de los hombres con nuevas ideas, herramientas, y despertará de un largo sueño con una fusta o látigo que le producirá el satori

si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

Predicciones: tu horóscopo chino 2014 Ludovica Squirru

El próximo será el año del Caballo de Madera y nos trae una energía que es puro movimiento, expansión y conquistas. ¿Qué le depara el destino a cada uno de los animalitos de este zoológico tan especial? ¡Descubrilo!
El año del caballo nos llevará hacia otras playas, otros horizontes, otra configuración del mapamundi. La búsqueda del tesoro llegará finalmente en el año del Caballo de Troya. Querido zoo: miren hacia adentro. Nosotros, con la experiencia, los ensayos y errores cometidos, somos los que tenemos el GPS de nuestro futuro.


El caballo de madera nos traerá un aire renovador desde las ideas, costumbres, los hábitos, modales y hasta el cambio de look. Su espíritu generoso, altruista, samaritano y amoroso contagiará a los más Escépticos y descreídos sobre la posibilidad de cambiar situaciones terminales. En forma moderada, paso a paso, sin atropellos ni arrebatos que generen más aislamiento, exclusión y formas de suicidio colectivo.

La energía del año es el movimiento, la expansión, la conquista de nuevas ideas, territorios, empresas; el equino es un buen sponsor, médium de la multidiversidad, de universos paralelos capaces de cambiar sistémicamente el funcionamiento en centros de educación, salud, medioambiente, aportando sus teorías humanistas y prácticas con éxito.

El caballo es nuestro aliado en la cabalgata que estemos dispuestos a realizar. Es necesario ser un buen jinete o amazona, no quedarse quieto, inmóvil, paralizado durante este año: la procesión va por dentro, o sea, hay que pensar más y no actuar impulsivamente como es la naturaleza del equino, enfocar los objetivos, los deseos, sueños y utopías para que se concreten, no desbocarnos.

Cuando sintamos bajos instintos, contar hasta 100, dar un paseíto por la plaza del pueblo o correr una carrera en los caminos de tierra hasta llegar a un establo donde nos espere nuestro gran amor para darnos un terroncito de azúcar.

Siempre siguen vigentes una serie de rubros a tener en cuenta desde el ámbito público, que den a la sociedad mejores posibilidades futuras y un pasar más equilibrado, educación, capacitación profesional, seguridad pública, equilibrio de precios para el consumidor, sectores sanitarios, jubilaciones más acordes a la realidad y muchos otros temas seguirán solicitando atención urgente de quienes están a cargo para continuar mejorando esquemas.


Predicciones signo por signo

Rata. Este año más que ningún otro, es necesario ejercer la “astrología preventiva” ante la inminente llegada de la tropilla sedienta de justicia por mano propia, cambios radicales en la vida de la comunidad y atropello a los Derechos Humanos. Despertará de un largo sueño: el tiempo pasado fue en su vida ensayo y error, y tendrá que hacer cuentas con el gran espíritu para no defraudar a socios, amigos, colaboradores y gente del partido en el que milita. Su fuerza radicará en “aceptar el tiempo y no luchar en contra de la corriente”, desarrollando el wu wei (no acción), y seguir adelante integrando el día a día con los instrumentos de aprendizaje que coleccionó “ahorita nomás”.


Búfalo. Este año del caballo de madera es para el buey una posibilidad de competir en el mundial, en las olimpíadas, en nuevos desafíos, en nuevas experiencias, viajes, trabajos, concursos que lo hagan sentir que está en buen estado para lograr sus objetivos. La familia fue, es y será el tronco principal de su vida, decisiones y problemas a resolver a corto, largo o mediano plazo. Su estado interno será el de la cocción de su prana en estado de ebullición permanente. Las emociones, los estados inconclusos y fuera de control, la ira, la intolerancia, los arranques de furia y arrebatos deberán cocinarse a fuego lento, haciendo constelaciones familiares y recuperando la capacidad de discernimiento que siempre lo caracterizó como un líder único e irrepetible.


Tigre. Durante este año aprenderán a aceptar los logros, paso a paso, día a día, hora a hora y en cada minuto. Las oportunidades que broten como manantial de montaña serán capturadas de un zarpazo y constituirán el pan de ustedes de cada día, el pasaporte o la visa que les brindará la estabilidad emocional que necesitan para sentirse bien y programar proyectos a corto, mediano y largo plazo. Hay que reconocer que no estamos en épocas para hacer alarde ni sentirse Napoleón, sino para integrarse con mesura, humildad y sentido común al Tao del año equino. Nada se pierde. Todo se transforma.


Conejo. El conejo se dará un baño bautismal, sumergiendo su espíritu para brindar al zoo la pócima de energía necesaria para iniciar la cabalgata propia y ajena. Su imaginación, creatividad y alegría serán un manantial de estímulo para quienes compartan un rato, día, mes o la vida con el conejo, talismán del año del caballo y generador de grandes cambios en la nueva era. Si bien es cierto que tendrá ganas de viajar, de salir de la rutina –algo para lo que no nació–, renovar desde el look hasta el Feng Shui de su casa u oficina que estarán “pipí cucú” en el año de la cabra, comenzará una tarea de capacitación, estudio y asesoramiento en nuevos caminos que su amigo el caballo le abrirá con cariño y generosidad. La pasión lo arrebatará en el momento menos pensado y con una persona que podría generar algún conflicto o disputa entre amigos o con su pareja real o virtual. Omomomom.


Dragón. La energía pasional del equino lo ayudará a resolver con sinceridad su destino. Será buscado para preparar gente en la comunidad de los hombres. Sentirá que es el tiempo propicio para sentar cabeza, elegir un lugar para vivir, construir un hogar y recuperar el entusiasmo y la capacidad de asombro. En la constelación familiar habrá cambios: después de mucho esfuerzo, volverá a recuperar su lugar, rol y misión. En el trabajo habrá sorpresas gratas y no tanto. Una nueva etapa de transformación en la dirección de la empresa, la revitalización de ideas y la percepción lo mantendrán alerta para conducir su profesión, estudios y familia. Desde el cielo habrá mensajes proféticos que le revelarán el rumbo en la Tierra. El año del caballo es propicio para salir del estancamiento, reformular la vida dejando atrás rencores, venganzas, vendettas, y dejar fluir la ley de causa y efecto.


Serpiente. La serpiente saldrá de la madriguera a colonizar nuevos territorios. Será una andariega, una sannyasin, buscará su destino fuera de su ámbito, barrio, pueblo, ciudad o país. Sentirá el llamado de las sirenas como Ulises y soltará a su presa, familia, pareja, para evaporarse en la 5D. Los excesos se pagan caro: tendrá que rendir cuentas en la rueda del Samsara. Después de la crisis de su año sentirá que a nadie le importa mucho hacia dónde gira su existencia. Como Atila, dejó solo caos, fuego, y una guerra con sus súbditos que osaron desobedecerla. Y como sabe que no reencarna nuevamente, intentará dejar net vidas pasadas y la actual, que es la que más consecuencias trae en la ley de causa y efecto.


Caballo. El entusiasmo por ser líder, jefe del año, será el talón de Aquiles que deberá atravesar con sobredosis de flores de Bach, terapias alternativas, Tai Chi, Chi Kung, taekwondo, trekking, yoga, pilates y mucha cabalgata corta y mediana; muy bien preparado si quiere ser Rocinante, el caballo de Don Quijote en sus nuevas conquistas a los molinos de viento. Nuestro caballito es bastante supersticioso y sabe que hay que ejercer tanto la medicina como la astrología preventiva para salir ileso o al menos dignamente parado en sus atractivas patas delanteras y traseras. Y sobre todo… El satori de su año o la iluminación es que asumirá que debe tener un jinete o amazona que lo sepa cabalgar con amor, paciencia y rienda corta. Qué aluvión de imágenes, fotos y películas tendrá nuestro espécimen: armará el collage de sus deseos a solas, intentando “recuperar el pasado” que sabe fue su gran patrimonio afectivo.


Cabra. Al fin la cabrita podrá ser mimada como merece. El caballo aprecia su sensibilidad, talento, refinamiento, caprichos y berrinches y los celebra con alegría, buen humor y apoyo incondicional. La vida los unirá en proyectos en común: trabajo, amor y conocimiento. La cabra sentirá que tiene grandes posibilidades para modificar el rumbo de su vida con la ayuda del gran sponsor artístico, cultural y afectivo, en el año del caballo de Troya. La cabrita estará feliz, con muchos planes en el horizonte, y los podrá concretar paso a paso, si escucha sus voces interiores y no deja que interfieran en su karma. Estará radiante, renovará ideas, pelaje y podrá soñar a largo plazo.


Mono. El mono está exhausto. Fue demasiado lejos; las fuerzas invisibles lo llevaron por nuevas lianas y disfrutó cada fruto, dejando que el aire, el sol, la luna y las estrellas lo enamoraran de nuevas caricias. El mono sabe que su relación con el caballo llegó a un punto de partida; el yoga del desprendimiento, largas cabalgatas siendo jinete del rebelde corcel, doma, fusta, caricias, mimos, viajes, estadías en el corazón del otro cuidando su salud, estabilidad emocional, su errático y desbocado corazón. Largas tardes de pasión, camaradería, negocios, amigos, juegos, seminarios, comidas, caminatas los convirtieron en almas gemelas o navegantes del tiempo. Ambos se abrieron sin medir las consecuencias. Confiaron.


Gallo. El I Ching le aconseja ser veraz, tener muy en claro los objetivos, ser líder en la sociedad y desarrollar planes de mediano a largo plazo. Los cambios inesperados desestabilizan al gallo y le producen enfermedades crónicas. Es recomendable que se sumerja en la medicina preventiva ya: Flores de Bach, yoga, Reiki, talasoterapia, deportes y, sobre todo, que ejerza el Tao del amor y del sexo. Convivirá con nuevos seres de otros países, culturas, razas y se enriquecerá con el intercambio. Añorará otras épocas, otras etapas, en las que podía filosofar sin tener que salir volando a una corrida cambiaria, a un chequeo urgente, a llevar a sus parientes a terapia intensiva, a sus hijos a corsos y bailes, y esperarlos despierto hasta que retornen al gallinero.


Perro. El caballo renovará como un aire Sur sus ideas, voluntad, deseos, planes, y podrá ponerlos en práctica con facilidad. La energía del año será caótica, revolucionaria, ciclotímica y tendrá que adaptarse como un camaleón a lo inesperado. Su manera de encarar la vida –metódica y disciplinadamente– tendrá recompensas en poco tiempo. Aparecerán amigos del pasado, los amores inconclusos que le propondrán matrimonio y algo más... Y sentirá que la vida se tiñe de colores nuevamente después de un tiempo de claroscuros. Estará muy solicitado profesionalmente; su sentido crítico, agudo, mordaz, ácido será escuchado por gente que lo necesita para consolidar empresas, guiar a jóvenes, salir de estados depresivos, comunicar con claridad mensajes y llevar las riendas de la familia, ONG y grupos de trabajo, que tendrán que aprender a trabajar en la comunidad de los hombres. Su corazón latirá apasionado y correspondido.


Chancho. Durante el reinado equino, el chancho se pondrá al servicio del equino y se adaptará a nuevas tareas, laborterapia, servicio de causas nobles e innobles, horas extras para pagar la cuota del automóvil, el terrenito cerca del río Paraná Miní o la obra social con la que cuenta. Aprenderá que su vida depende más de la voluntad, la autoexigencia, un marco donde apoyarse, que de las utopías o los milagros. Estará entusiasmado con el ambiente de cambios sistémicos que trae el Caballo de Troya. Arriesgará nuevos oficios, reciclará una profesión actualizándose, se integrará en la comunidad de los hombres con nuevas ideas, herramientas, y despertará de un largo sueño con una fusta o látigo que le producirá el satori.


Descubrí más detalles para cada signo, predicciones y detalles de cómo reciclarte en el año del Caballo, en el nuevo libro de Ludovica Squirru, “
si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

Descubrí qué te depara en el año 2015, según el horóscopo chino

Descubrí qué te depara en el año 2015, según el horóscopo chino
Todo lo que tienes que saber para enfrentar el 2015

Llega el año de la Cabra de Madera y nos trae una energía que es pura creatividad, abundancia y sorpresas.
Tal parece que uno de los "gobiernos anuales” menos comprendido es el de la cabra. No es un año fácil de describir ya que a lo largo de los doce meses que abarca su reinado, la cabra aparenta ser una montaña rusa política y social, pero en pequeña escala; en lo familiar, en lo que está a la mano, el año de la cabra es un tiempo de logros y alegrías. No se podrán obviar las tragedias aquí y allá, pero las alegrías pequeñitas del espacio doméstico alcanzarán para darnos esperanza.

Comenzará el 19 de febrero de 2015 (4713 en el calendario Hsia Chino) y terminará el 7 de febrero del 2016 (4714). Es lo que se llama un año ciego ya que la primavera china (Li Chun) comenzará aún bajo el reinado del caballo, es decir que no será un año sencillo para la agricultura, la naturaleza y el estado de ánimo de personas y animales.

Es un año fértil para las mentes humanas e, incluso, para el genio animal. Se replicarán multitudes de recetas, canciones, trucos de magia e ideas de arte, aún en países donde está limitado el uso de Internet en computación y telefonía. La lucha por el derecho a la información y la necesidad de ocio será generalizada, ya que parte del despertar de la conciencia de la humanidad tiene que ver con la interconexión instantánea.

Es común que durante los años de la cabra todos los miembros de la familia busquen el modo de reunirse y reconciliarse. Algunos lo lograrán, otros solo despertarán más confusión. pero al final de cuentas la intención es lo importante. Hay que ser paciente y aprender a perdonar, esta oportunidad se repetirá dentro de sesenta años, y ya para entonces puede ser demasiado tarde.

El premio que recibió la cabra por dar las semillas de la madera –es decir, el secreto de la agricultura– fue convertirse en el símbolo de la maternidad y en uno de los animales sagrados. Es la imagen de la dulzura, la alegría y la curiosidad.

Predicciones signo por signo

Rata: Este año no representa ninguna eventualidad relevante más que la posibilidad de estabilizarse emocionalmente –que no es cualquier cosa–, pero la situación se presenta de manera muy sutil, difícil de leer para el que está experimentándola y menos aún para cualquier espectador. Es como ir montado a caballo: resulta difícil ver las patas del equino mientras se está en el lomo. La rata aún estará emocionalmente cansada por lo vivido en el año del caballo, así que deberá aprovechar el año de la cabra para recobrar fuerzas y relajarse.

Búfalo: La cabra y el búfalo chocan un poco por ser signos opuestos y tener expectativas completamente distintas sobre lo que debe de ser la vida. Eso se debe a que tanto el búfalo como la cabra son llamados "bodegas", es decir que además de la energía de tierra yin propia de sus signos, adentro guardan otras dos energías también antagonistas, pero que son suficientes como para producir energía benéfica residual. Sin embargo, a pesar de no tener ningún peligro relevante, el búfalo deberá ser calmo y dejarse llevar por las locuras de la cabra sin sentirse amenazado ni tomarse a pecho cualquier agravio. Desde ahora mismo le aclaro que no tiene nada que temer, salvo durante la primavera, cuando es posible que tenga algunos conflictos relacionados con las emociones, pero nada serio.

Tigre: Este año será tranquilo en general; sin embargo, se darán pequeños cambios que modificarán de nuevo su vida. Esos ciclos marcados por energía fluctuante son normales en la vida de todos los humanos, pero en los nativos del tigre esos ciclos son muy bien delimitados por su personalidad y sus hábitos. Lo que antes le parecía esencial, ahora lo considera superfluo. La cabra es uno de esos signos que le trae cambios notorios, benéficos y muy bien delimitados porque el tigre se abre emocionalmente de manera positiva ante la influencia de la cabra. Entonces, para aprovechar mejor lo que viene, deberá organizarse muy bien.

Conejo: Cualquier reconocimiento que le haya hecho falta al conejo le será otorgado durante el año de la cabra. Habrá éxito a manos llenas, pero a la mujer conejo le costará más obtener reconocimiento por parte de sus allegados; por ende, si deja de esperar que se le reconozca su esfuerzo y aprovecha únicamente los beneficios podrá disfrutar este año sin frustrarse por no recibir diplomas y títulos, o por no tener tiempo para socializar. El conejo es una criatura que anda por la tierra pensando que no le va tan bien como quisiera, pero todos saben que el conejo parece gato: cae siempre en sus cuatro patas. Pero al conejo sí le ha tocado librar dos o tres batallas a lo largo de los últimos diez años. Es normal que se sienta agotado a veces pero al final de cuentas estará listo para volver a las andadas. El año de la cabra puede ofrecerle al conejo todo lo que necesita. Este es su año, aunque se celebre a la cabra en el banquete astral.

Dragón: Vivirá un año muy ocupado. Eso no es ya sorpresa para él, porque los últimos cinco años no ha dejado de trabajar a sol y a sombra. Parece que no hay vacaciones ni las habrá este año tampoco. Pero, como el dragón está siempre metido en su mundo, afanado siempre en las ideas geniales que lo ocupan, hay veces que ni siquiera se da cuenta de que está agotado. Son pocos los dragones que no hacen lo que les gusta.

Serpiente: La serpiente está agotada. Trabajo, vida en pareja, política, ciencia, justicia social… todas las actividades apasionantes de la genial serpiente le han dado miles de satisfacciones, pero ya basta de tanto trabajo… Es hora de encontrarse a sí misma, y este año le da la fuerza necesaria para lograr ese propósito trascendental. Este es un año para legalizar lo legalizable, poner en orden todos los papeles y sobre todo el corazón, ya que se sentirá con ganas de sentar cabeza e iniciar una familia. Querrá estabilidad en su comunidad, confianza en los que la rodean; algo que no resultará nada fácil, dadas las condiciones en las que se encuentra el despertar de la conciencia en el mundo entero. Para la serpiente, todo es muy claro, pero no para quienes la rodean. El ofidio intentará traducirlo todo, aunque por ello se gane algunas enemistades.

Caballo: Ya casi termina el běn mìng nián, es decir, el año chino regido por su propio signo. El caballo tiene aún en carne viva las heridas de las mil batallas que libró y, si está leyendo esto es porque sacó adelante su propio año, y durante este se merece una medalla al valor. La cabra le traerá muchas sorpresas agradables, un poco de calma para sanar las heridas y la salud. La salud es la que más se fue por el drenaje en ese año caótico. Pero a partir del 4 de febrero se sentirá mejor y podrá disfrutar de los mimos de la cabra, que lo recibirá con abrazos, arte y, sobre todo, buena compañía. Este será el año del perdón y el amor.

Cabra: Este es el běn mìng nián, el año propio. Significa que este año será de exploración interna, autocrítica y exámenes constantes. Todas las cabras del orbe estarán inspiradas. Sentirán la gran necesidad de enfocarse casi de manera obsesiva en su carrera y en su familia. Este enfoque hará que las cabras más creativas saquen a la luz todos sus dones, su habilidad para hacer del mundo un lugar más habitable. La cabra es un signo compatible consigo mismo. Eso quiere decir que la cabra se autocontrola y coordina cuando está en años de su mismo signo. Por lo tanto probablemente sufra menos en su propio año, pero para aprovechar ese autocontrol, la cabra tiene que aprender a ceder y ser menos testaruda. Bienvenido sea tu año caprino. Ahora respira profundamente y sigue adelante.

Mono: Se avecina un año muy intenso. Más amable para los hombres mono que para las mujeres de este signo, quienes tendrán que aprender a hacer Ho’Oponopono: el amor es la gran liberación, la oportunidad para evolucionar y ser mejores. 2015 es el año apropiado para lograr un buen balance, pero el mono tiene que ser más disciplinado y claro que de costumbre, porque el año caprino se irá como agua y pronto será su běn mìng nián (año propio) que nunca es sencillo. Por eso resultará de vital importancia poner atención a lo largo de este año y dejar todo en orden. De esa manera, el tránsito durante el año del mono (2016) resultará suave, y el mono podrá llegar a ser como Sunwukong o Hanuman, dioses mono inmortales, pícaros y libres.
Gallo: Siempre buscan estar ocupados en algo. Es el más ambicioso de los signos del zodíaco y se ve atraído especialmente por la energía madera, ya que su naturaleza metálica es ambiciosa y esta energía es la que genera mayor riqueza para el gallo. Hasta llegar a ella se vuelve un "ansioso energético" muy propenso al mal humor, en especial las mujeres de este signo, esto es un síntoma de muchos movimientos energéticos complejos. La mejor manera de controlar este impulso de energías es por medio de la espiritualidad, la meditación y las distintas disciplinas que existen para dominarlo. Si el gallo está dispuesto a encarar sus altas y bajas pasiones, si se relaja un poco y disfruta el viaje sin oponer resistencia, este año podría ser de autodescubrimiento y paz mental.

Perro: Estuvo muy atareado durante el año del caballo y la cabra no muestra señales de parar del todo ese tren. La combinación de energías que produce la cabra en el perro provoca apegos, necesidad de reconocimiento en la pareja, inseguridades y, en casos extremos, la negación completa al amor y al erotismo. Además, el año se prestará para provocar situaciones para reflexionar, pero obsesionarse de más obstaculizará la vida social de los perros, y eso es algo para lo cual no están preparados, pues son muy sociables. Una vez comprendido esto, se puede poner la situación en su lugar y hacer uso del libre albedrío, regalo divino de nuestra evolución que nos hace ser humanos. Ya con las obsesiones e inseguridades puestas en su lugar, el perro tendrá un tránsito más sereno por las tierras fértiles de la cabra.

Chancho: Este año de la cabra será excelente y muy deseado, ya que para el chancho, a pesar de que tiene muy buena suerte en general, estos últimos años han sido difíciles, sobre todo para los nacidos en primavera boreal/invierno austral, sin importar la energía. Este año entero es de concentración, genialidad, apertura a ideas innovadoras. La cabra protege al chancho y le da una energía vigorosa y benéfica, que le trae buenas ideas, memoria privilegiada, fuerza para trabajar en lo que más le interesa, agudeza mental y sobre todo, oportunidades para resaltar en sociedad, lo cual le atraerá fortuna. Todo esto, si aprende a separar bien el trabajo de la familia y si no se entrega obsesivamente al primero hasta perder la salud. Felicidades, chanchos, lo lograron: llegaron a uno de los mejores años de su vida. Será muy agotador pero emocionante, solo si se dejan llevar.
(Especial El Intransigente)
si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

Horóscopo chino 2015: Predicciones signo por signo

Horóscopo chino 2015: Predicciones signo por signo

Llega el año de la Cabra de Madera y nos trae una energía que es pura creatividad, abundancia y sorpresas. ¿Querés saber qué será del destino de cada uno de los animalitos de este zoológico tan especial?

Tal parece que uno de los “gobiernos anuales” menos comprendido es el de la cabra. No es un año fácil de describir ya que a lo largo de los doce meses que abarca su reinado, la cabra aparenta ser una montaña rusa política y social, pero en pequeña escala; en lo familiar, en lo que está a la mano, el año de la cabra es un tiempo de logros y alegrías. No se podrán obviar las tragedias aquí y allá, pero las alegrías pequeñitas del espacio doméstico alcanzarán para darnos esperanza.


Comenzará el 19 de febrero de 2015 (4713 en el calendario Hsia Chino) y terminará el 7 de febrero del 2016 (4714). Es lo que se llama un año ciego ya que la primavera china (Li Chun) comenzará aún bajo el reinado del caballo, es decir que no será un año sencillo para la agricultura, la naturaleza y el estado de ánimo de personas y animales.
ADS LIVE MEDIA 300 x 250

Es un año fértil para las mentes humanas e, incluso, para el genio animal. Se replicarán multitudes de recetas, canciones, trucos de magia e ideas de arte, aún en países donde está limitado el uso de Internet en computación y telefonía. La lucha por el derecho a la información y la necesidad de ocio será generalizada, ya que parte del despertar de la conciencia de la humanidad tiene que ver con la interconexión instantánea.

Es común que durante los años de la cabra todos los miembros de la familia busquen el modo de reunirse y reconciliarse. Algunos lo lograrán, otros solo despertarán más confusión y rencillas, pero al final de cuentas la intención es lo importante. Sean pacientes y aprendan a perdonar, esta oportunidad se repetirá dentro de sesenta años, y ya para entonces puede ser demasiado tarde.

El premio que recibió la cabra por dar las semillas de la madera –es decir, el secreto de la agricultura– fue convertirse en el símbolo de la maternidad y en uno de los animales sagrados. Es la imagen de la dulzura, la alegría y la curiosidad.

Seguramente viviremos mucho arte, comida innovadora, música realmente novedosa, y con seguridad seremos testigos de muchas alegrías, inclusive para los signos que no se llevan tan bien con la cabra.

Predicciones signo por signo

Rata. Este año no representa ninguna eventualidad relevante más que la posibilidad de estabilizarse emocionalmente –que no es cualquier cosa–, pero la situación se presenta de manera muy sutil, difícil de leer para el que está experimentándola y menos aún para cualquier espectador. Es como ir montado a caballo: resulta difícil ver las patas del equino mientras se está en el lomo. La rata aún estará emocionalmente cansada por lo vivido en el año del caballo, así que deberá aprovechar el año de la cabra para recobrar fuerzas y relajarse.

Búfalo. La cabra y el búfalo chocan un poco por ser signos opuestos y tener expectativas completamente distintas sobre lo que debe de ser la vida. Eso se debe a que tanto el búfalo como la cabra son llamados «bodegas», es decir que además de la energía de tierra yin propia de sus signos, adentro guardan otras dos energías también antagonistas, pero que son suficientes como para producir energía benéfica residual. Sin embargo, a pesar de no tener ningún peligro relevante, el búfalo deberá ser calmo y dejarse llevar por las locuras de la cabra sin sentirse amenazado ni tomarse a pecho cualquier agravio. Desde ahora mismo le aclaro que no tiene nada que temer, salvo durante la primavera, cuando es posible que tenga algunos conflictos relacionados con las emociones, pero nada serio.

Tigre. Este año será tranquilo en general; sin embargo, se darán pequeños cambios que modificarán de nuevo su vida. Esos ciclos marcados por energía fluctuante son normales en la vida de todos los humanos, pero en los nativos del tigre esos ciclos son muy bien delimitados por su personalidad y sus hábitos. Lo que antes le parecía esencial, ahora lo considera superfluo. La cabra es uno de esos signos que le trae cambios notorios, benéficos y muy bien delimitados porque el tigre se abre emocionalmente de manera positiva ante la influencia de la cabra. Entonces, para aprovechar mejor lo que viene, deberá organizarse muy bien.

Conejo. Cualquier reconocimiento que le haya hecho falta al conejo le será otorgado durante el año de la cabra. Habrá éxito a manos llenas, pero a la mujer conejo le costará más obtener reconocimiento por parte de sus allegados; por ende, si deja de esperar que se le reconozca su esfuerzo y aprovecha únicamente los beneficios podrá disfrutar este año sin frustrarse por no recibir diplomas y títulos, o por no tener tiempo para socializar. El conejo es una criatura que anda por la tierra pensando que no le va tan bien como quisiera, pero todos saben que el conejo parece gato: cae siempre en sus cuatro patas. Pero al conejo sí le ha tocado librar dos o tres batallas a lo largo de los últimos diez años. Es normal que se sienta agotado a veces pero al final de cuentas estará listo para volver a las andadas. El año de la cabra puede ofrecerle al conejo todo lo que necesita. Este es su año, aunque se celebre a la cabra en el banquete astral. ¡Enhorabuena!

Dragón. Vivirá un año muy ocupado. Eso no es ya sorpresa para él, porque los últimos cinco años no ha dejado de trabajar a sol y a sombra. Parece que no hay vacaciones ni las habrá este año tampoco. Pero, como el dragón está siempre metido en su mundo, afanado siempre en las ideas geniales que lo ocupan, hay veces que ni siquiera se da cuenta de que está agotado. Son pocos los dragones que no hacen lo que les gusta.

Serpiente. La serpiente está agotada. Trabajo, vida en pareja, política, ciencia, justicia social… todas las actividades apasionantes de la genial serpiente le han dado miles de satisfacciones, pero ya basta de tanto trabajo… Es hora de encontrarse a sí misma, y este año le da la fuerza necesaria para lograr ese propósito trascendental. Este es un año para legalizar lo legalizable, poner en orden todos los papeles y sobre todo el corazón, ya que se sentirá con ganas de sentar cabeza e iniciar una familia. Querrá estabilidad en su comunidad, confianza en los que la rodean; algo que no resultará nada fácil, dadas las condiciones en las que se encuentra el despertar de la conciencia en el mundo entero. Para la serpiente, todo es muy claro, pero no para quienes la rodean. El ofidio intentará traducirlo todo, aunque por ello se gane algunas enemistades.

Caballo. Ya casi termina el běn mìng nián 本 命 年, es decir, el año chino regido por su propio signo. El caballo tiene aún en carne viva las heridas de las mil batallas que libró y, si está leyendo esto es porque sacó adelante su propio año, y durante este se merece una medalla al valor. La cabra le traerá muchas sorpresas agradables, un poco de calma para sanar las heridas y la salud. ¡Ay! La salud es la que más se fue por el drenaje en ese año caótico. Pero a partir del 4 de febrero se sentirá mejor y podrá disfrutar de los mimos de la cabra, que lo recibirá con abrazos, arte y, sobre todo, buena compañía. Este será el año del perdón y el amor.

Cabra. Este es el běn mìng nián, el año propio. Significa que este año será de exploración interna, autocrítica y exámenes constantes. Todas las cabras del orbe estarán inspiradas. Sentirán la gran necesidad de enfocarse casi de manera obsesiva en su carrera y en su familia. Este enfoque hará que las cabras más creativas saquen a la luz todos sus dones, su habilidad para hacer del mundo un lugar más habitable. La cabra es un signo compatible consigo mismo. Eso quiere decir que la cabra se autocontrola y coordina cuando está en años de su mismo signo. Por lo tanto probablemente sufra menos en su propio año, pero para aprovechar ese autocontrol, la cabra tiene que aprender a ceder y ser menos testaruda. Bienvenido sea tu año caprino. Ahora respira profundamente y sigue adelante.

Mono. Se avecina un año muy intenso. Más amable para los hombres mono que para las mujeres de este signo, quienes tendrán que aprender a hacer Ho’Oponopono: el amor es la gran liberación, la oportunidad para evolucionar y ser mejores. 2015 es el año apropiado para lograr un buen balance, pero el mono tiene que ser más disciplinado y claro que de costumbre, porque el año caprino se irá como agua y pronto será su běn mìng nián 本 命 年 (año propio) que nunca es sencillo. Por eso resultará de vital importancia poner atención a lo largo de este año y dejar todo en orden. De esa manera, el tránsito durante el año del mono (2016) resultará suave, y el mono podrá llegar a ser como Sunwukong o Hanuman, dioses mono inmortales, pícaros y libres.

Gallo. Siempre buscan estar ocupados en algo. Es el más ambicioso de los signos del zodíaco y se ve atraído especialmente por la energía madera, ya que su naturaleza metálica es ambiciosa y esta energía es la que genera mayor riqueza para el gallo. Hasta llegar a ella se vuelve un «ansioso energético» muy propenso al mal humor, en especial las mujeres de este signo, esto es un síntoma de muchos movimientos energéticos complejos. La mejor manera de controlar este impulso de energías es por medio de la espiritualidad, la meditación y las distintas disciplinas que existen para dominarlo. Si el gallo está dispuesto a encarar sus altas y bajas pasiones, si se relaja un poco y disfruta el viaje sin oponer resistencia, este año podría ser de autodescubrimiento y paz mental.

Perro. Estuvo muy atareado durante el año del caballo y la cabra no muestra señales de parar del todo ese tren. La combinación de energías que produce la cabra en el perro provoca apegos, necesidad de reconocimiento en la pareja, inseguridades y, en casos extremos, la negación completa al amor y al erotismo. Además, el año se prestará para provocar situaciones para reflexionar, pero obsesionarse de más obstaculizará la vida social de los perros, y eso es algo para lo cual no están preparados, pues son muy sociables. Una vez comprendido esto, se puede poner la situación en su lugar y hacer uso del libre albedrío, regalo divino de nuestra evolución que nos hace ser humanos. Ya con las obsesiones e inseguridades puestas en su lugar, el perro tendrá un tránsito más sereno por las tierras fértiles de la cabra.

Chancho. Este año de la cabra será excelente y muy deseado, ya que para el chancho, a pesar de que tiene muy buena suerte en general, estos últimos años han sido difíciles, sobre todo para los nacidos en primavera boreal/invierno austral, sin importar la energía. Este año entero es de concentración, genialidad, apertura a ideas innovadoras. La cabra protege al chancho y le da una energía vigorosa y benéfica, que le trae buenas ideas, memoria privilegiada, fuerza para trabajar en lo que más le interesa, agudeza mental y sobre todo, oportunidades para resaltar en sociedad, lo cual le atraerá fortuna. Todo esto, si aprende a separar bien el trabajo de la familia y si no se entrega obsesivamente al primero hasta perder la salud. Felicidades, chanchos, lo lograron: llegaron a uno de los mejores años de su vida. Será muy agotador pero emocionante, solo si se dejan llevar…

w.tandildiario.com/
si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

Ludovica Squirru : "comienza un ciclo a favor tras dos años difíciles"

Según el horóscopo chino 2014, el 31 de enero se inicia el año del caballo de madera.

“En el año del caballo de madera, habrá que ser jinetes de nuestro destino y domarnos en esas pasiones, instintos, egos e intolerancia que son cada ver mayores”, manifestó Ludovica Squirru.

“El equino anuncia el inicio de un ciclo nuevo, después dos años muy difíciles, el del dragón y el de la serpiente. Empieza un ciclo en el que todo va a venir a favor, todo lo que estaba en contra va a fluir en el sentido de la corriente. Obviamente, si lográs mentalizarte para empezar este nuevo ciclo", afirmó.


"El caballo es impulsivo en su decisiones. Y cuando te caes, te podés, matar”, contó sobre el camino que se avecina.

A la hora de citar a los compañeros de zoológico que pueden beneficiarse con el tránsito equino, citó a “el tigre, el mono y el chancho”.

“La rata es opuesto complementario”, avanzó sobre las chances del roedor, al tiempo que dijo que esto puede ser tan alentador como complicado. Sobre el búfalo, aseguró que “choca con el caballo, pero lo admira”.

Al ser consultada sobre el complejo escenario que atraviesa el país, Squirru habló de “un momento especial”.

“Hemos llegado a un estado de explosión”, dijo.

“Es hora de pensar qué queremos de la vida. Los astros guían pero no condicionan”, avanzó sobre las perspectivas que abre el nuevo año zodiacal.

“Si no vas a las causas y a constelar ese “amodio” (sic) que es ese amor odio que tenemos los argentinos, es muy difícil que llegue la paz. No la hemos sabido ganar y buscar, tanto desde quienes nos gobiernan hasta las relaciones cotidianas”, agregó.

"El caballo es movimiento y trae siempre cambios. Probable­mente, 2014 encuentre a mucha gente pensando y animándose a un cambio de vida radical. Este es un año en el que lo que tenga que pasar va a pasar, lo que tenga que explotar va a explotar. Para bien o para mal, todo se va a definir. Pero hay que estar preparados. Va a ser un año difícil, aunque más liviano que el anterior. El caballo trae la oportunidad de dejar atrás una etapa y de enforcarnos mental y psicologógicamente en otra."

“Será un año mu­cho más sociable que el anterior. El 2014 nos ayudará a salir al mundo. Es un año con otra energía, más sexy, más divertido, más romántico y pasional. El caballo es un signo que no mide. En definitiva, en todos los aspectos el caballito reta a tomar las riendas de tu propio destino y a ser jinete de tu propia vida. Así que acomodemos bien la montura y ¡a trotar!”, completó Ludovica.

si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

“En el año del caballo, hay que ser jinete de nuestro destino” Ludovica Squirru


Ludovica Squirru llegó a Rosario para presentar este jueves Horóscopo chino 2014. Se programó una charla, con entrada libre y gratuita, para ampliar aspectos del viaje que propone el caballo de madera en su año astral, con las predicciones signo por signo, basadas en el I Ching, la intuición y el bazi.

“Hay que ser un poco jinete de nuestro destino y domarnos en esas pasiones, instintos, egos e intolerancia que son cada ver mayores”, sentenció la autora, en diálogo con A diario (Radio 2)
"El caballo es impulsivo en su decisiones (...) Y cuando te caes, te podés, matar”, contó sobre el camino que se avecina.
A la hora de citar a los compañeros de zoológico que pueden beneficiarse con el tránsito equino, citó a “el tigre, el mono y el chancho”.
“La rata es opuesto complementario”, avanzó sobre las chances del roedor, al tiempo que dijo que esto puede ser tan alentador como complicado. Sobre el búfalo, aseguró que “choca con el caballo, pero lo admira”.
Al ser consultada sobre el complejo escenario que atraviesa el país, Squirru habló de “un momento especial”. “Hemos llegado a un estado de explosión”, dijo.
“Es hora de pensar qué queremos de la vida. Los astros guían pero no condicionan”, avanzó sobre las perspectivas que abre el nuevo año zodiacal.
“Si no vas a las causas y a constelar ese “amodio” (sic) que es ese amor odio que tenemos los argentinos, es muy difícil que llegue la paz. No la hemos sabido ganar y buscar, tanto desde quienes nos gobiernan hasta las relaciones cotidianas”, completó.
Horóscopo chino 2014 fue lanzado por editorial Atlántida, cuenta con ilustraciones de Agó Paez Vilaró e incluye un capítulo de Miguel Grinberg.

si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico Leer Más »

Scroll To Top